Resumen de Resultados 2020

2020


´´Gran parte del éxito se puede atribuir a la inactividad. La mayoría de los inversoresno pueden resistirse a la tentación de comprar y vender continuamente`` - Warren Buffett

Mi primer año como inversor no podría haber ido mejor, mi única meta al comenzar a invertir en Abril (primero empecé con el broker de mi banco) era simplemente no tener pérdidas y aprender lo máximo posible durante el camino, pero la verdad que se dieron las condiciones perfectas para unas rentabilidades extraordinarias. Todo comenzó con la maldita pandemia de Marzo, el mercado entró en pánico y golpeó a la bolsa como pocas veces se había visto, al nivel de 1929, 2000 o 2008, esto me permitió poder hacer adquisiciones muy por debajo de su valor intrínseco en compañías de alta calidad, lo que tarde o temprano atrae a la rentabilidad.

Ha sido un año de muchísimo aprendizaje, desde Febrero no ha habido un sólo día en que no consumiese algo relacionado con inversión en forma de libros, videos, blogs, annual reports, cartas de grandes inversores (muy influenciado por Buffett, Munger, Terry Smith, RV Capital, Ensemble Capital o Saber Capital entre otros)... pero sobre todo, el punto de inflexión lo conseguí gracias al curso dado por Alejandro Estebaranz, gestor de uno de los mejores fondos de inversión de España, True Value. A pesar de tener muchos conocimientos en la cabeza, estaban algo dispersos, no afianzados, y este curso me facilitó el enlazarlos, interiorizarlos y sobre todo a cómo analizar y valorar una empresa. Lo digo y siempre lo diré:

Gracias Alejandro

Mi estilo de inversión en un principio se vio atraído por el Buffett de Graham, en donde por medio de screeners, trataba de buscar incansablemente empresa con bajos PER, infravaloradas, a la espera de que pudiesen ser reconocidos por el mercado, recuperar su valoración justa y vender. A pesar de ser un método válido para muchos, no encaja para nada con mi estilo, necesito sentirme seguro, dormir tranquilo, saber que en lo que invierto es un negocio de calidad, sólido, resiliente a las crisis y con ventajas competitivas. Por suerte, al no dejar de leer, me encontré que el Buffet de Fisher-Munger encajaba totalmente con mi estilo de inversión, donde la calidad, moats y visión a muy largo plazo primaban por encima del precio de adquisición. Por suerte, he podido encontrar grandes inversores que practican este estilo de inversión de calidad y nutrirme de ellos y espero seguir haciéndolo durante todo mi camino como inversor.

Ahora que he definido mi estilo de inversión, hablemos de números, o mejor dicho, de rentabilidades, ya que es lo que realmente importa.La rentabilidad ha alcanzado desde Mayo 2020 un 42,92%, 10 puntos por encima del índice de referencia que uso para comparar, el S&P500 y que ha rendido a un magnífico 32,41%. Curioso que uno de los peores años de la historia de la bolsa, haya tenido una recuperación tan rápida, sobre todo a partir del anuncio de las vacunas en Octubre de 2020, que hizo que la bolsa tuviese el mejor año de su historia.

Este año, ha demostrado la importancia de muchos sectores en la vida diaria del ser humano, mostrando no sólo su resiliencia, sino también un fortísimo crecimiento. Entre dichos sectores destacaría el tecnológico, que ha sido clave para que la gente pudiese seguir trabajando desde casa y que el mundo no se detuviese, como ejemplos de cartera podríamos tomar Slack (vendida tras ser opada), que permitía la comunicación dentro y entre empresas mediante canales semejantes al email o Livechat que da servicio a empresas tan grandes como Mercedes o Mcdonalds, facilitándoles la comunicación con sus clientes mediante ventanas de chat en sus páginas web, un servicio clave para seguir proporcionando una atención al cliente excelente.

Otras empresas en cartera que han colaborado con los pequeños negocios, ayudándolos y haciendo visibles sus servicios durante la pandemia (a pesar de que muchos se empeñen en demonizarla) han sido Google y Facebook. Las acusarán de monopolio, de que no pagan todos los impuestos que debieran, de que compran a la competencia... pero nadie se acuerda de que gracias a ellos, negocios como la peluquería de tu barrio o la panadería de la esquina, han podido acceder a servicios publicitarios de manera económica y dirigible a un público concreto a un precio muy competitivo. Servicios antes restringidos a medianas-grandes empresas que sí podían pagarlo. Esto enfurece a los servicios de comunicación tradicionales (prensa, radio, TV) puesto que han visto como han perdido parte de sus ingresos en detrimento de estos gigantes tecnológicos. Por mucho que los ataquen, están aquí para hacernos la vida más fácil y sobre todo, para quedarse.

VISA es otra empresa tecnológica que se beneficiará de los vientos de cola del sector de pagos, el dinero en metálico está cada vez más en desuso y su tendencia no es a la desaparición, porque siempre existirá, pero si a un uso cada vez más limitado, de estos se beneficiarán Visa, Mastercad o American Express, ya que son los tres principales métodos de pago electrónicos en la actualidad, sobre todo cuando la normalidad se retome y la gente pueda ir a consumir a restaurantes, comprar en supermercados, tiendas o en los negocios de su barrio.

Otro sector que se ha visto beneficiado por la pandemia ha sido el logístico, sin duda ha sido clave para hacernos llegar a casa todo aquello que queramos, sin tener que arriesgarnos a entrar en supermercados y contagiarnos, o bien trayéndonos a casa un libro, instrumento tecnológico, prenda de ropa o cualquier otra cosa que se nos antoje. A todos se nos viene la misma empresa a la cabeza, Amazon, una empresa maravillosa, excelente y quizás actualmente la mejor del mundo. Por desgracia no la tengo en cartera, ya que cuando empecé a componer la cartera se había prácticamente doblado y pensaba que se había puesto cara. Analizándola más en profundidad a lo largo de estos meses, creo que está por debajo de su valor intrínseco y es una seria candidata a entrar en cartera.

Ya que no pude adquirir Amazon, cambié de continente y me encontré con Alibaba, la empresa tecnológica-logística (y muchas cosas más) líder indiscutible de China, el país con el posible mayor crecimiento de su economía en los próximos 30 años, con un moat prácticamente impenetrable y una cultura instaurada por Jack Ma que a cualquier inversor en calidad seduciría al momento. Además de ser magnífica, fue adquirida a un precio de ganga, y todavía más últimamente con las acusaciones de monopolio, lo que hace afianzar más mi idea de que no hace falta adquirir micro o small caps para encontrar buenos precios y obtener grandes rentabilidades. Otra empresa ´´logística``en cartera es mi vecina Inditex, si, lo sé, venden ropa y ese es su negocio, pero pocas empresas del mundo tienen la capacidad de ponerte una prenda de ropa en casa en 24-48 horas. Tenían el objetivo de que su negocio fuese un 25% online en 2022, pero la pandemia lo ha acelerado y estoy seguro de que en 2021 lo habrán conseguido. Su capacidad de adaptación ha sido asombrosa, su balance es un fortín y su estrategia de cierre de tiendas ineficientes, para hacer tiendas más grandes y rentables un seguro de cara al futuro, reduciendo costes fijos y vendiendo más por m2 de tienda. No nos olvidemos tampoco, que entre otros, son los caseros de Amazon en Seattle. Sus bienes inmobiliarios, aunque menos conocidos suman 13.000 millones de euros, y se marcan como objetivo inversiones de 2000 millones de euros al año.

Un sector que no tengo en cartera es de instrumental médico. Ahora más que nunca, los gobiernos se han dado cuenta de la importancia de invertir en sanidad y no escatimar gastos, dado que nos hemos visto absolutamente desbordados en todos los países del mundo por esta maldita pandemia. Es posible que gracias a esto veamos vientos de cola en la próxima década y numerosas empresas salgan beneficiadas, razón por la cual tengo algunas empresas en el radar y bajo análisis, como podrían ser Coloplast o Intuitive Surgical entre otras.

Otro sector que se ha visto beneficiado por los confinamientos, ha sido sin lugar a duda el del entretenimiento, sin nada que hacer, más que estar en casa, la gente optaría por encender la televisión y ponerse una película en Netflix, jugar con un videojuego de Nintento o bien, esuchar música en Spotify. Una de tantas empresas que han podido afianzarse en plena pandemia y que han visto que un paron casi total no sólo no les perjudica, sino que incluso son capaces de sacarle partido.

Entre los grandes derrotados por la pandemia nos encontramos con el sector de las aerolineas, ya nunca las he considerado buenas inversiones, ya que sus costes fijos son enormes, la competencia brutal, e inversores como Buffett siempre han dicho que son malas inversiones. Se ha demostrado que ante turbulencias económicas, son como un castillo de naipes, en cuestión de días, todas caen. Salvo contadas excepciones, es un sector muy complejo en el que invertir, en el que jamás dormiría seguro, con lo que seguramente siempre me mantenga alejado.

El sector restauración ha sido uno de los que se han visto más seriamente afectados, ya que el cierre de su actividad ha sido total en gran parte del planeta, impidiéndoles trabajar, ingresar, pero en muchos casos obligados a seguir pagando sus gastos habituales (alquiler, luz...) Por suerte, muchos restaurantes han sabido adaptarse, dando servicio a domicilio y sirviendo en el escaso espacio en que se les permitía trabajar en sus locales. Un ejemplo de oportunidad en cartera ha sido MTY Food. Empresa canadiense que conocía muy bien gracias a Alejandro Estebaranz y sus análisis, se dedica a franquiciar restaurantes, con un balance sólido, skin in the game, muy bien dirigida y a un precio excelente de adquisición. No cabía duda de que tarde o temprano iba a volver a recuperarse y funcionar con normalidad, sólo hay que ver, que los beneficios del 3Q de 2020, superan a los de 2019 en el peor año de la historia para la hostelería. Por extensión, podríamos también mencionar al sector hotelero. Los viajes se han visto reducidos e incluso paralizados en gran parte del mundo, han podido respirar algo en verano, pero no lo suficiente como para salvar el año. Es sin duda un sector que saldrá adelante, la gente volverá a viajar, quizás algo menos, ya que ha quedado demostrado que es posible hacer reuniones de negocios, entrevistar a candidatos o dar conferencias con una simple webcam y una buena conexión WIFI, pero sin lugar a dudas, volverán a viajar, lo que nos puede dejar interesantes oportunidades en aquellas empresas más sólidas, que seguramente vayan a salir incluso reforzadas de 2022 en adelante (Hilton, Airbnb, Booking...)

Como bien hemos visto, incluso ante un virus que ha amenazado con destruirnos, las empresas no se han detenido, han sabido adaptarse a nuevos entornos, han sobrevivido e incluso algunas, han crecido. No deberíamos de subestimar jamás al ser humano, su capacidad de adaptación es incuestionable. Hemos podido conseguir una vacuna para un virus nuevo en solamente 8 meses, coordinarnos a nivel global para producirla, distribuirla en gran parte del planeta y con unos niveles de eficacia que en algunos casos superan el 90%.

Imagina por un segundo...si el 2020 hubiese sido en el 2000...vale, no sigas imaginando, hubiera sido tan letal como la peste negra o gripe española. Hemos sido ´´afortunados``de que se produjese en un año tan avanzado tecnológicamente como en el que vivimos, con lo que a pesar de que le tenemos mucho miedo a que los avances tecnológicos puedan quitarnos empleos, mi visión es más optimista, y creo que está aquí para ayudarnos a tener una mayor calidad de vida.

Antes de mostrar mis posiciones a 31 de Diciembre y finalizar mi resumen anual, me gustaría dar un fuerte abrazo a todas aquellas personas que han sufrido alguna perdida de algún familiar este trágico año.

POSICIONES 31-12-2020

  • ADIDAS - 7,76%

  • ALIBABA - 7,38%

  • BROOKFIELD - 8,34%

  • BOSTON OMAHA - 5,10%

  • BERKSHIRE - 6,58%

  • DINO POLSKA - 4,40%

  • FACEBOOK - 10,63%

  • GOOGLE - 6,22%

  • GOEASY - 12,11%

  • INDITEX - 7,67%

  • LIVECHAT - 3,69%

  • MTY FOOD - 12,10%

  • VISA - 7,76%

ROTACIÓN DE LA CARTERA

Mi estilo de inversión implica tenencias de muchos años, con horizontes temporales a poder ser, perpetuos, pero esto no ha hecho que la cartera no rotase y en un futuro seguramente sigan produciéndose. Este año ha habido 4 motivos de venta que explico a continuación:

  • OPA de empresa en cartera: Tanto Devoteam como Slack han sido dos posiciones de mi cartera en las cuales tenía mucha convicción, en especial con Slack, ya que creo que su efecto red y crecimiento acabarían situándola como líder mundial en su sector o al menos a la par de Microsoft. Al ser opadas, no me quedó otra opción que vender con rentabilidades cercanas al 50% en ambos casos.

  • Rebalanceo de pesos en cartera: MTY y Goeasy son dos ideas de inversión de mi profe Alejandro, si no he hecho una tesis, es porque no podría superar su calidad, pero que he analizado en profundidad a posteriori. Ambas se han más que doblado desde que las adquirí, con lo que han alcanzado un peso significativo en cartera (aún lo tienen) por lo que decidí reducir algo su exposición.

  • Falta de convicción: Este ha sido el caso de JP Morgan que explico más en detalle en el apartado de errores de inversión.

  • Obtención de liquidez para oportunidad con potencial: La venta de TFF Group se debió a la necesidad de adquirir liquidez para comprar Slack, una empresa que veía muy infravalorada por todo el ruido que el mercado estaba proporcionando, con un moat enorme y un potencial de crecimiento amplísimo. TFF Group me sigue gustando y estoy convencido de que es una gran inversión, pero su plan de expansión en USA puede tardar algo más de lo previsto, sigue en radar y no es para nada descartable la vuelta a mi cartera.

CONCENTRACIÓN DE LA CARTERA

´´Una diversificación amplia sólo es entendible cuando el inversor no sabe lo que hace - Warren Buffett.

Soy partidario de una cartera concentrada, con alrededor de 20 acciones. No sólo porque lo diga Warren Buffett, sino porque me resultaría imposible (tengo un trabajo ajeno a la inversión) conocer cada empresa de mi cartera en profundidad y analizarla correctamente, con lo que tomaría decisiones equivocadas. Puede haber momentos donde me acerque a 20, otros a 15, pero no creo que se aleje mucho de estos números. Actualmente tengo 13 posiciones, pero en breve incorporaré otras dos compañías de altísima calidad a mi cartera.

Además de lo mencionado en el párrafo anterior y a pesar de lo que Markovitz trata de explicarnos en la teoría moderna de carteras, un portfolio no está menos expuesto al riesgo cuantas mas acciones la contengan, ya que a partir de la acción número 15, el efecto de la diversificación empieza a disminuir, llegando a ser nulo a partir de la número 25. Es decir, daría igual tener 25 acciones que 100. Lo que realmente disminuye el riesgo es la calidad de lo que poseemos. Como dice de forma exagerada nuestro amigo Charlie Munger, pero que nos da una idea de lo sobrevalorada que está la idea de la amplitud de cartera es la siguiente frase ´´una cartera bien diversificada no necesita más de dos acciones``.

ERRORES DE INVERSIÓN

No podría terminar este resumen sin mencionar algunos de mis errores cometidos a lo largo del año, han sido varios y me han servido sobre todo, para no volver a hacerlo en un futuro. No hablaré de los clásicos ´´errores de omisión``de los que tantos inversores hablan, lo míos han sido CAGADAS con mayúsculas y no hay que ocultarlos, es mejor hacerlos visibles para no volver cometerlos.

  • Con las fuertes caídas de Marzo y Abril ´´jugué`` con algunas acciones. La volatilidad de esos meses nos hacían ver caídas o subidas de -15% o +15%. Me dediqué a comprar acciones cuando caían y las vendía cuando subían. Algunos ejemplos fueron Coca Cola, Mcdonalds, Mastercard. No sólo no tuve ninguna pérdida, sino que los resultados obtenidos han disparado mi rentabilidad anual a un 50%. No sabía lo que hacía, sólo jugaba, pero fue absurdo y no se volverá a repetir.

  • Uno de los primeros inversores que conocí fue Michael Burry por la película que narra sus hazañas en Wall St en plena crisis del 2008 ´´The Big Short``. La verdad que nunca leí tesis o artículos de él, pero por la película y lo que se dice en redes sobre él, no cabía duda de que estabamos ante un gran inversor. Pues bien, Michael Burry llevaba 2-3 años comprando acciones de una empresa americana llamada Tailored Brands que no paraba de caer en bolsa, llegando a situar su cotización en el tramo de 1€-2€. A esos precios, resultaba atractivo apostar por si volvía a recuperar precios de su bonanza empresarial. Además, quién podría contradecir al gran Burry... yo no lo hice, puesto que ni me molesté en mirar a que se dedicaba esa empresa...pero el mercado la hundió y en verano de este año entró en quiebra, con lo que perdí toda mi inversión. Fui tonto, pero al menos precavido, esta lección supuso un 0,5% de mi cartera, con lo que el daño fue mínimo y la lección aprendida, de incalculable valor.

  • Mi inversión en JP Morgan. El motivo fue que en una entrevista a Warren Buffett, estimaba que su valor intrínseco era de 3 veces la cotización actual de ese momento. Iba yo a dudar de mi mentor? No, y no lo hago. Vendí JP Morgan a los 2-3 meses de adquirirla con un 20% de rentabilidad. La razón es sencilla, no conozco bien al sector bancario, no hice los deberes, no la analicé y me guié por lo que dicen otros, por tanto, no tenía convicción y no sabría que hacer si el mercado la hace caer un 30%-40%

Toda inversión debe de ser analizada minuciosamente por uno mismo, entenderla, valorarla. Sin estos pilares, no tendremos convicción y no sabremos que hacer en momentos de volatilidad o crisis, lo que nos hará tomar decisiones equivocadas y perder nuestras rentabilidades.

Esto ha sido todo, no sé que me deparará el mercado en el futuro, pero si sé que mi camino ha empezado en este 2020, mi ilusión por seguir aprendiendo no tiene límites y que cada año que pasé estaré más preparado para enfretarme a las adversidades y caprichos de Mr. Market.

Un saludo y gracias por leerme y apoyarme, en especial a mi novia, mi hermano y mi amigo R.P. que son mis principales críticos, lectores y fuentes de motivación.

DISCLAIMER: Esta entrada no es una recomendación de compra o de venta, cada persona debe de realizar sus propias investigaciones antes de realizar ningún tipo de inversión.